Seleccionar página

Chocolates para niños: ¿Qué debemos tener en cuenta?

El chocolate es, sin duda alguna, uno de los alimentos preferidos por los más pequeños. Sin embargo, como podrás imaginar, en muchos sentidos, no es excesivamente beneficioso para su salud. Por ello, en esta ocasión, queremos hablarte acerca de los aspectos que debes tener en cuenta antes de ponérselo como merienda.

En primer lugar, debes saber que, aunque en pequeñas proporciones, el chocolate tiene cafeína. Si bien es cierto que estas cantidades no son importantes en los adultos, en los niños pueden inducir a un estado de nerviosismo que les impida dormir o que ocasione su ritmo cardíaco se acelere en exceso.

Por su parte, el chocolate contiene un gran volumen de azúcares y grasa. Para que te hagas una idea, una barrita de solo 50 gramos puede contener hasta 230 calorías y 13 gramos de pura grasa, por lo que, en casi todos los casos, no es la opción alimenticia más aconsejable para los más pequeños.

Sin embargo, no todo es negativo respecto al chocolate. Por ejemplo, está demostrado que aquellos niños que consumen poca leche durante su día a día tienen problemas para asimilar los nutrientes. Una buena opción es añadir un poco de chocolate para que el sabor les sea más agradable.

En cualquier caso, las autoridades sanitarias desaconsejan dar chocolate en ningún caso a los niños que tengan menos de 2 años. De hecho, esto se extiende a quienes sufren intolerancia a la lactosa. También es importante estar alertas durante las primeras veces que los comen para detectar síntomas perjudiciales en ellos.

Esperamos haberte sido de ayuda y que, a partir de ahora, sepas mejor los efectos que el chocolate puede tener en el organismo de tus hijos pequeños.