Seleccionar página

 

En pleno mes de diciembre y con la celebración de las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina son múltiples los compromisos sociales, familiares e incluso profesionales que se nos presentan donde somos invitados.

En este sentido, es norma no escrita que la persona invitada al acudir al lugar traiga siempre algo como señal de agradecimiento y hasta la fecha, la tónica habitual practicada pasaba por traer una botella de vino o el postre.

No obstante, en los últimos años existe una tendencia al alza de regalar en este tipo de ocasiones un producto estrella que no pasa de moda en ninguna fecha del año y que como norma general gusta a todos. Ese producto estrella es el chocolate y actualmente existen una infinidad de formas de elaboración y presentación.

El chocolate está siendo una alternativa ideal para regalar cuando uno es el invitado por su aceptación generalizada, por sus variedades de presentación y también por un elemento que lo distingue respecto a otros obsequios protocolarios que habitualmente se traen a las reuniones. Ese elemento diferente pasa porque el chocolate puede consumirse en cualquier momento, en pequeñas dosis que aportan un dulzor y sabor único sin resultar pesado, fuera de contexto o poco recomendable.

Entre las ideas para regalar chocolate destacamos el clásico surtido de bombones que permiten su degustación a diferentes perfiles de consumidores satisfaciendo a todos por igual, o las tabletas clásicas de chocolate de elaboración 100% artesanal, que aunque pueda parecer una forma un tanto rústica de presentar el chocolate, demostramos la confianza depositada en nosotros y el lazo de unión que nos une al sentarnos a la mesa.