Seleccionar página

Chocolate bodas


Los detalles constituyen un elemento de suma importancia en cualquier boda, por lo que hay que saber elegirlos con mucho cuidado, buscando siempre la exquisitez y el buen gusto. En este sentido, una forma ideal de sorprender a tus invitados en un día tan especial es mediante los chocolates para bodas, todo un detalle original, encantador y, por supuesto, muy goloso.

Son muchas las maneras en que puede presentarse el chocolate para bodas, personalizándolo al gusto de los contrayentes. Podemos señalar, entre otras, las siguientes:

1. Cajita de bombones con distintos sabores. Quizá sea la forma más clásica, pero sigue siendo un éxito garantizado entre los invitados a una boda. Tanto la caja como los bombones pueden personalizarse, con el color y forma que se desee, para que se acomoden a la perfección al estilo que quieras para tu boda.

2. Cigarrillos o puros de chocolate. Ahora que ya no se puede fumar en los salones de banquetes para bodas, nada más original que regalar a los invitados a la tuya unos deliciosos puros o cigarrillos de chocolate. Seguro que les sabrán riquísimos.

3. Pequeñas tabletas de chocolate personalizadas. Aquí podrás elegir los sabores que más te agraden: fresa, naranja, licor, etcétera. Las posibilidades son en ese sentido amplísimas.

4. Corazones de chocolate. En un día donde el amor es el rey, qué mejor y más exquisito detalle que endulzarlo mediante deliciosos chocolates que lleven la forma de corazón.
Sea como sea, el chocolate da mucho juego y servirse de él como obsequio el día de tu boda será un excelente detalle que todos tus invitados, tanto los más grandes como los más pequeños, apreciarán y agradecerán al máximo.